contenidos propiedad de LETRA A LETRA CONTENIDOS S.L- más información en customer@letraaletra.com

inicio

secciones:

actualidad

opinion

marketing

cine

conciertos

cultura

deportes

teatro

motor

empresa

sociedad

salud

viajes

inmobiliaria

reportajes

entrevistas



18 años después el Real Madrid levanta la Copa del Rey
Casi veinte años han debido de pasar para que el capitán del Real Madrid, hoy por hoy, también de la selección española, Iker Casillas, levantase la Copa que les acredita como el actual y flamante campeón de la Copa del Rey, tras vencer en la noche del 19 de abril al Barcelona por la mínima en la prórroga y con golazo de Ronaldo.

ronal.jpg Desde luego quién viera el partido de la final de Copa no se quedaría decepcionado ante el espectáculo presenciado por ambos contendientes. Los de Guardiola siguieron el guión de su siempre espectacular juego aunque los de Mourinho supieron entorpecer el juego de los culés durante toda la primera parte, basando su estrategia en un 4-5-1 que hacía imposible que Xavi e Iniesta se conjugaran a favor de los suyos, durante estos primeros 45 minutos de la contienda.

En la segunda parte, suponemos que espoleteados por un Guardiola inconformista, el Barça volvió a coger el timón del partido y durante varias secuencias de un juego al más alto nivel, el Real Madrid sufría y tímidos contragolpes hacían su aparición para desequilibrar la balanza del lado merengue, algo que no se pudo producir a pesar de las llegadas de los de Mourinho. El Barça, a lo suyo, control del balón, incursiones de Xavi, Iniesta y alguna que otra de Alves que importunaban sin molestar a la zaga madridista. Mourinho, por su parte, tranquilo en el banquillo y sabiendo que la contención era su mejor arma.

Un gran partido el visto en Mestalla que no ha dejado a nadie con mal sabor de boca. Así, la prórroga sería el digno juez de un partido que pasará a los anales de la historia del fútbol como lo que fue, un auténtico partidazo entre los dos, aunque nos pese, más grandes del fútbol español y en cuyas filas militan más del 90 por cien de los jugadores de la selección campeona del mundo que lidera Del Bosque.

Y, para colmo de males para los culés, fue Ronaldo quién apostilló la eliminatoria y la decantó del lado merengue, aunque cualquiera podía haberse llevado el trofeo fue el ansia incansable del portugués quién a pase impecable de Di Maria desde la banda, desbordando a un fatigado Alves, propició el cabezazo del portugués que dio, a la postre, el título al Real Madrid.

Noche de celebraciones para los merengues ante la diosa Cibeles y de decepción para los culés en Canaletas. Pero ahí no acabó todo. Los efluvios de la victoria traicionaron a Sergio Ramos que de camino a Cibeles se llenó de jolgorio olvidándose de portar el preciado trofeo que malogradamente escapó de sus manos yendo a parar al gélido suelo del Paseo de la Castellana, donde el autobús que los transportaba a la gloria, pasaba por encima de la misma cuán elefante en una cacharrería, ante la mirada inmisericorde los que allí esperaban para ver alzar tan valioso trofeo. Así, la copa ha quedado siniestro total aunque orgulloso el orfebre que la hizo ha señalado en los informativos públicos que la rescatarán sin más demora a pesar del descalabro monumental.

Unos y otros para su casa, lo blancos alegres y los blaugranas menos. Ambos se vuelven a encontrar en las semifinales de la Champions, donde se espera un choque calentito y con las espadas en alto, que huele a revancha por parte de los de Guardiola. Mientras tanto, Mourinho resopla feliz y con prudencia se abstiene de afirmar que es el principio de un gran final, por si acaso. A buen seguro que ahora el que ha tomado buena nota, como la tomó Mou tras el partido del sábado pasado en liga, será Guardiola que preparará otra mentalidad y estrategia para el choque del martes en Champions. Que será, lo veremos muy pronto.
volver a inicio
IBERICSHOP


APPLE IPHONE 4 32 GB en ibericshop.com

¿Has visto que precio?