contenidos propiedad de LETRA A LETRA CONTENIDOS S.L- más información en customer@letraaletra.com

inicio

secciones:

actualidad

opinion

marketing

cine

conciertos

cultura

deportes

teatro

motor

empresa

sociedad

salud

viajes

inmobiliaria

reportajes

entrevistas



Cuesta de enero, con esmero
Y, es que, llega enero, el mes más temido del año. Salgo de compras el día 2 y me encuentro todos los centros comerciales atestados de personas con el único propósito de merendarse los lineales con la fuerza de un ciclón. ¿Y la cuesta de enero? Pues parece ser que no deja de ser un mito, al menos después de ver esto.
2 de enero, veo que todo bicho viviente sale a comprar y yo me pregunto ¿crisis?, ¿dónde está la crisis? que decía Sabina, si todo dios está sonriente y con ganas de gastar.

Y los atracones, las indigestiones, los virus estomacales y los kilitos de más ¿dónde están? si no se puede pisar un restaurante sin que nos hundan el juanete a pisotones y, es que, ya se sabe la crisis es algo de economía general y no de bolsillo cotidiano... Y no es porque no sea verdad sino porque somos tan aparentes que dejamos que nos vuelvan a dar por el ano y llenamos nuestras aldabas consumistas aunque luego tengamos que ayunar y andar por las aristas; es nuestro ser y va con nuestra personalidad, orgullosa, presuntuosa y ramplona, sin un ápice de calidad, pero propia de la más vil humana vanidad.

¿Cómo no van a subir los precios?, ¿cómo no va a salir nuestro fragrante ministro de economía a decirnos que dejamos mucha propina por un café?. Si no hay más que verlo. Entras en un tostadero de estos y te sirven esencia de café brasileño por dos euros, señores….¿se pensarán que tengo en el bolsillo, flores?...y eso, que no les cuento un sueño. Pues no, va el de la mesa de al lado y por lo mismo, le casca cinco euros y digo yo, que sobraditos que vamos, no?. Si es que esta España nuestra, como decía Cecilia, cualquier día nos la lía.

Así que en enero, sufrimos como todos cuando sube el gas, la luz, el agua, el transporte, la timofónica y hasta el mero. Si es que ya no se puede comprar ni tónica para el empacho, sin hablar de coger el coche para ir al despacho. Tampoco podemos ir a correos porque, como es de ley, hasta las estampitas vuelven a subir. Y yo me pregunto ¿porqué no subirán igual los salarios?....cuestión de economía, majete….me contesta el listillo de turno, que haberlos, haylos y de qué manera.

Así que frustrado, enojado, ajado y maltrecho me retiro a mis cuarteles de invierno el mismo enero y prometo no dar propina, no comprar mero, ni butifarra, ni leche, por derecho; no vaya a ser que por mi culpa suban, otra vez, los precios.
volver a inicio
IBERICSHOP


APPLE IPHONE 4 32 GB en ibericshop.com

¿Has visto que precio?