contenidos propiedad de LETRA A LETRA CONTENIDOS S.L- más información en customer@letraaletra.com

inicio

secciones:

actualidad

opinion

marketing

cine

conciertos

cultura

deportes

teatro

motor

empresa

sociedad

salud

viajes

inmobiliaria

reportajes

entrevistas



El mundo al revés, por Óscar Chacón
Vivimos momentos de tensión. Por las calles, intuimos a nuestro lado y, muy cerca de nosotros, una gran sensación de malestar, preocupación, cierta asfixia, frustración, apatía, dejadez y, porque no decirlo, mala baba. Y, es que, esta sociedad nuestra se está convirtiendo, a cada día, en un monstruo de siete cabezas sin control que alaba cada vez más, las intenciones egoístas, interesadas, destructivas, insaciables, voraces y nada altruistas, de ciertos especímenes sin sexo, pero con rostro, que pululan por cualquier esquina.
Malos tiempos para la lírica, decía una vieja canción de roqueros venidos a menos. Y, es que, con esta hornada de nuevos y nuevas manipuladores y manipuladoras sin alma que rondan por doquier; ocultos, pero ciertos a la vista de los demás, que sólo piensan en su propio beneficio, con ánimo de hurto, sin importarles lo más mínimo las consecuencias de sus actos sobre los demás….¿qué es lo que podemos hacer aquellos que todavía velamos por las grandes verdades y virtudes heredadas de nuestros padres?

Hablo de esos grandes valores inconmensurables, que han hecho de nosotros y de nuestros gestos, lo que hoy orgullosamente somos y respetamos; haciendo de ellos, baluartes insoslayables de nuestro propio sentido de la existencia que intentamos transmitir, no sin esfuerzo desmedido, a nuestros hijos, como una garantía imperecedera, inmortal y vitalicia, de un verdadero, auténtico y genuino proyecto de vida, lejos de la mentira, de la hipocresía, de la usura y de la envidia, de quiénes medran, aprovechándose de la ignorancia de los demás.

El mundo al revés que diría aquél. Pisotear, zancadillear, masacrar, empujar, vejar, calumniar o mancillar al otro, ya no son cosas lejanas o de novelas de ficción sino de historias reales, próximas, que tiempo atrás nos hubieran resultado extrañas pero que ahora son tan reales que asustan, por que nos salpica con saña.

Hablo de esa capacidad tan actual de las personas para dar la vuelta a mentiras que ellas mismas han forjado, convirtiéndolas en costuras descosidas, en retales descarnados supurantes, en trozos de impotencia palpitantes; a modo de brebaje demoníaco, lleno de mala intención y asida frustración que genera mitades de verdades malsanas; sin alma ni razón, que trasladan sin pudor a quién osa ponerse delante y cuya intención, no es otra que, hacer el mal. Todo ello, sin reparar lo más mínimo, en la mediocridad de su acto, en la opacidad de su intención y en la alevosía de su mentira.

Lo más preocupante de todo esto no es esa fijación enfermiza por joder la vida de los demás, ante la insatisfacción de las suyas; sino ese fétido poso que dejan a su paso que va salpicando, mermando y yugulando a otros seres, ajenos, terceros, pero muy próximos que, impotentes, son torturados de la forma más vil, sufriendo en silencio esa maldad congénita que acaba haciendo que den por sentado o por hecho ese malévolo mundo creado al revés, ese malintencionado cambio de sentido de las cosas que las convierte en verdades inmutables y ciertas, sin serlas y, ni siquiera, parecerlas, ni de lejos.

Así que, en esta sociedad del mundo al revés, tan cercana y tan próxima, tan nuestra, tan española y tan castiza, no se extrañe si después de perder un hijo por un accidente de coche en liza, el sujeto que le arrebata a éste tan preciada vida, le exige dinero para reparar su coche. Que lástima que hayamos llegado a esto, en esta nueva versión del mundo al revés. Ya no es vergüenza ajena lo que siento, sino un sentimiento amargo de lamento, por tan gran pérdida que para otros, ni siquiera llega a ser. Me da verdadera pena.
volver a inicio
IBERICSHOP


APPLE IPHONE 4 32 GB en ibericshop.com

¿Has visto que precio?