contenidos propiedad de LETRA A LETRA CONTENIDOS S.L- más información en customer@letraaletra.com

inicio

secciones:

actualidad

opinion

marketing

cine

conciertos

cultura

deportes

teatro

motor

empresa

sociedad

salud

viajes

inmobiliaria

reportajes

entrevistas



Negación, Justificación, Reconocimiento por Justa Regueiro
Los trajes son un complemento ideal para el invierno y no tanto para el verano. De hecho, conseguir trajes baratos es toda una aventura si te sumerges en las tiendas pero acceder a ellos gratuitamente no deja de ser un golpe de suerte importante, al menos si no eres político de cartel. Y, aunque es una evidencia, comenzaron negando, luego justificando y ahora reconociendo. Todo sea por ir preparando el camino a los jueces para que se callen y se dediquen a sus cuestiones domésticas para que no interfieran en el poder, mandan huevos.
Primero, la presunta trama de unos trajes que, por arte de magia, aparecieron por ahí; más tarde, las anchoas de Zapatero y finalmente los bolsos de Rita Barberá. Pues bien, este culebrón veraniego amenaza con darnos unas cuantas horas más de debate televisivo, radiofónico y popular; nunca mejor dicho. Cierran filas Soraya, Cospedal, Rajoy y hasta Aznar: que si yo recibí unos puros cubanos y me los fumé con lo que no hay pruebas, ellos recibieron unas anchoas de Santoña; que si tu recibes trajes, yo también tengo derecho y así todos, al final, a lo hecho, pecho.

El Honorable Señor Costa, como siempre, en su nube extraterrestre. Lejos de admitir lo que no se puede negar se afana en defender lo indefendible porque como ya hemos dicho, todos lo hacen, todos reciben regalos sean del color que sean pasándose por el forro de sus caprichos el Código Penal, el estatuto básico del empleado público o las leyes de Función Pública. Aquí todo vale mientras se alegue que lo hacen por cortesía, empatía y ganas de agradar. Vaya tropelía.

Hablan de campaña de acoso y derribo contra los populares pero es que tras ganar las elecciones por esa abrumadora mayoría a nadie se le ocurriría batirse en los juzgados con tamaño gigante o es que no lo ven.....sería suicida inventarse una historia porque sería darse de cabezazos contra la pared y, vaya por delante que conllevaría un desgaste sin precedentes....vamos, que tendríamos populares para rato.

Pues bien, a pesar de ello, se dice que hay una presunta campaña urdida de acoso contra los populares, lo que no deja de ser sorprendente pero todavía lo es más la ceguera de aquellos que son incapaces de ver que, el río cuando se afana en llevar agua (aunque ésta, esté manchada de gris), es imparable y no hay dique de contención que pueda pararlo.

Hasta González Pons que, todo sea dicho, únicamente sale al paso cuando se refuerza la posición de Costa, con toda honorabilidad señala que a él, el Bigotes le ofreció un reloj y que no lo aceptó. Pues, muy bien le digo yo señor Pons es lo que se debe hacer y no otra cosa pero es tanto como admitir que Correa, el Bigotes y algún otro pululaban por ahí y esto es muy grave porque no dejan de ser delincuentes volcados en la tarea de arrasar las arcas públicas. Y, es que, hasta Esperanza de España ha salido al paso ya en varias ocasiones para defender que mientras sean regalitos no debe de haber problema alguno ya que el problema, según ella, es de tamaño o volumen pero no de cualidad.

Desde luego, el fallo garrafal ha sido no haberse dado cuenta y entrar en este juego, cayendo lamentablemente en la trampa, a cambio de un ridículo regalo, sobre todo si uno piensa en las nóminas, pagas extras y dietas que obtienen de su empleo público. No deja de sorprender la presunta avaricia por poseer. A pesar de todo, Rita defiende su intachable trayectoria política y su honorabilidad, vociferada hasta por Aznar quién señala que es la mejor alcaldesa que existe en España. Y, ciertamente, no diré yo que así no sea pero vaya, si así fuera, sólo tiene que sacar las facturas, señora alcaldesa, denunciar a los que calumnian y por favor y acabe con esto de una vez que ya huele y además a podrido.

De la izquierda, mejor no hablar. No sólo no saben actuar ante un asunto como éste sino que además se enzarzan en disputas particulares y personalísimas, desdiciéndose entre ellos mismos lo que no deja de causar cierto estupor.

Así todo, los jueces tienen una patata muy caliente encima de la mesa porque todos somos personas con nuestras debilidades y simpatías, con lo que supongo que el caso se alargará enormemente hasta que se acalle el vulgo y las aguas vuelvan a su cauce natural; cuestión que supongo se alargará hasta bien entrado septiembre, como mínimo o hasta que deje de arreciar el virus porcino.
volver a inicio
IBERICSHOP


APPLE IPHONE 4 32 GB en ibericshop.com

¿Has visto que precio?