contenidos propiedad de LETRA A LETRA CONTENIDOS S.L- más información en customer@letraaletra.com

inicio

secciones:

actualidad

opinion

marketing

cine

conciertos

cultura

deportes

teatro

motor

empresa

sociedad

salud

viajes

inmobiliaria

reportajes

entrevistas



“Ni letra, ni himno, ni limoná” por Ruth Debón
Entre los mares profundos, los océanos lejanos y los desiertos remotos y, el lago blanco y, el lago negro, cantamos con distinta voz y con un solo corazón, porque nos gusta disfrutarlo. Giramos la vista atrás y zas! nos viene a la mente el NO-DO, que como dice Gaspar y, no el rey mago: “si levanta la cabeza Peman, la denuncia, seguro, por plagio”.
Es tanto el miedo que se intuye en el himno de Paulino por no decir nada hiriente que finalmente se limita a no decir nada. Sorprendente. Si hasta los próceres de la patria lo ven con desatino y consideran más descafeinado que la malta. Y, es que, ya se sabe o algo se exalta con mucho tino o no vale ni hace falta.

El primero en lapidarlo ha sido el Comité Olímpico Español. Se imaginan recogiendo la medalla en el podio y cantando “mares profundos, verdes valles y cielos azules” y, se imaginan también al personal, espantando. Tela. Si más que un himno parece una tierna versión de la serie infantil, Heidi; vaya fiasco.

Así que, la verdad, odio no sé; pero escepticismo, despertar debe hacerlo, un huevo; o si no, por lo menos algo de cachondeo, seguro. Y, es que, señores, no estamos para tanto pitorreo que cosas más importantes, digo yo que hay que hacer, para sacar nuestras vidas adelante, sin tanto sufrimiento ni padecer.

Pero lo que más sorna me produce es pensar: ¿quién habrá sido “el o la” brillante que ha pensado en que al himno le hace falta letra?..... la verdad es que, de hilarante, se pasa. Tanto tiempo sin canción para verborrear y ahora viene el iluminado o iluminada de turno y hace un concurso nacional a bombo y platillo, en plan alevoso y nocturno, que deja al más pintado, como poco, alucinado.

Señores, pasen y vean, que hasta en Mozambique nos echan flores y redoblan las campanas y repiten; pues la mofa es tal que hasta en el país del Sol Naciente, sus dirigentes ríen a mandíbula batiente, ante tamaño espectáculo, que todo lo empaña, dejando de identificarnos con la Lola de España y la fiesta nacional.

Tras lo del himno, los orientales nos ubican todavía más cerca de la Europa más africana y meridional, en la España del rancio folclore y la peseta; en la del apestoso cutrerío rosa, en la del Risto Mejide y Operación Triunfo; en el país de la pandereta, la zambomba y en el del país con himno sin letra. ¿Lo próximo qué será, señores brillantes?: ¿cambiar los colores de la insignia nacional, cuánto antes?; se me ocurre….. pues rezaré para que así, no sea.
volver a inicio
IBERICSHOP


APPLE IPHONE 4 32 GB en ibericshop.com

¿Has visto que precio?