contenidos propiedad de LETRA A LETRA CONTENIDOS S.L- más información en customer@letraaletra.com

inicio

secciones:

actualidad

opinion

marketing

cine

conciertos

cultura

deportes

teatro

motor

empresa

sociedad

salud

viajes

inmobiliaria

reportajes

entrevistas



En recuerdo de Mari Luz por Óscar Chacón
Después de varias sesudas sesiones televisivas en las que ha quedado patente tan magno error de la justicia en el caso de la niña asesinada, recientemente, en Huelva, cuyo nombre obedece a Mari Luz, no puedo por más que mostrar consternación, desasosiego y mucha mala leche, como padre, que sin ser de la niña en cuestión, se siente como el que más, en estas horas tan bajas.
Y, es que, no hay derecho a dar tanto trecho a quién por pederasta ha sido acusado, no en una, ni en dos sino en tres ocasiones. Ni la Justicia, ni la administración, ni los que mandan –vaya casta-, han sido capaces de evitar la muerte de Mari Luz, mandan cojones. Y todo por dejadez; sí, esa dejadez congénita a nuestro castizo país, el de la chapuza nacional.

Y, es que, perdonen mi mala baba pero salvar una vida bien vale preocuparse por las cosas bien hechas, por el esmero y el trabajo consciente y por la profesionalidad que, sin duda, ha faltado entre todos los que han intervenido en este teatro macabro que ha acabado con la vida de Mari Luz, vaya descalabro. Ahora, como todo en este país, cuando toca buscar responsabilidades entre tanto pillo, todos a esconder el gaznate “por si me cogen de granate”, que no de marrón; pa marrón el que tienen entre manos, por listillos.

Ahora toca tirar balones fuera, encomendarse a la comunicación de crisis, a correr a la desbandada, a evitar a la prensa, a echarle la culpa al otro, a esperar que pase el vendaval, a esconderse entre el lodo; todo tan español, tan castizo y tan “de hora dada”, que de tanto tufillo espanta a quién desde el sillón y, con lo puesto, sufre la avalancha de la televisión; eso sí, consternado, jodido y cabreado, como el que más, por ser un triste e indefenso padre de familia de los que pagan; sí, señores de los que pagan todos los putos impuestos.

¿Y todo para qué?. Una tarde cualquiera a una hora cualquiera en un lugar indeterminado, sencillamente un mal nacido te jode la vida; a ti y a los tuyos. A ver quién le echa huevos para intentar ayudar a los padres de Mari Luz; a ver quién tiene narices de acercarse a consolarlos; a ver quién les dice desde tan altaneros micrófonos mediáticos que ahora se van a depurar responsabilidades, cuando todos sabemos la farsa que circula en torno al mundo de las declaraciones programáticas y programadas. Vuelven a mandar cojones….pero digo yo, que carajo le importará a los padres de Mari Luz este teatro que se ha creado, si no van a recuperar su más preciado tesoro: su hija. Quién.

Si hasta los mismos jueces aprovechan la ocasión para decir que no tienen medios para obrar y que tal despiste obedece a esto, “a falta de medios”. Vuelven a mandar cojones, por tercera vez. Señores, si el pederasta ha sido juzgado en tres ocasiones y ha salido de rositas otras tres; señores, no es un despiste sino un despropósito supino de los mayores. Ahora, a ver si tienen lo que hay que tener y dan la cara y lo explican a los padres de la criatura, pero a la cara, no se escondan. Como decía mi padre, quién está para poner la mano también lo está para cuando vienen de costado.

¿Porqué somos el país de la tragedia y luego de la solución?. ¿Porqué no se preocupan antes de esto?. No me cabe en la cabeza y mucho menos en la conciencia, en un país tan democrático éste, tan avanzado, tan desarrollado. Vaya desaguisado. Tal atropello bien merece ser recordado hasta el final de los días, sólo por eso, por incompetencia supina de quiénes mandan desde la oficina.

Vaya por delante, desde esta pequeña tribuna de orador venido a menos, nuestro más sincero pésame para los familiares de Mari Luz y, por supuesto, como recordatorio de algo que no vale ni todo el oro del mundo, la vida de una niña, de una criatura de tan sólo cinco años.

Sólo espero, confío y deseo que tu vida, estés donde ahora estés, Mari Luz, sirva siempre para recordarnos algo que no pienso ni siquiera nombrar por dignidad y vergüenza ajena, torera.
volver a inicio
IBERICSHOP


APPLE IPHONE 4 32 GB en ibericshop.com

¿Has visto que precio?