contenidos propiedad de LETRA A LETRA CONTENIDOS S.L- más información en customer@letraaletra.com

inicio

secciones:

actualidad

opinion

marketing

cine

conciertos

cultura

deportes

teatro

motor

empresa

sociedad

salud

viajes

inmobiliaria

reportajes

entrevistas



¿Uniforme o uniformidad? por Carlos Luján
Vuelve el uniforme escolar y mientras para los padres ahorradores es una buena noticia, para otros no lo es tanto, porque no deja de desprender cierto tufillo a rancio, trasnochado y anticuado. Tanto monta, monta tanto: el caso es uniformar, con lo bonita que es la heterogeneidad y la diversidad.
Primero, se plantean quitar las tardes en primaria, secundaria e infantil, dejando a los niños al libre albedrío durante tan larga franja horaria. Si ya de por sí es difícil conciliar, imaginen los padres que necesitan trabajar los dos, todos los días de la semana, para mal vivir. Imagínelo o súfranlo, que también.

Después, las reuniones escolares para tratar el tema de la agresividad escolar, de las cosas que se deben o no se deben inculcar como padres a los menores. Acudan a las reuniones no por obligación sino por derecho propio, pues si se las pierden serán incívicos y estarán dando un mal ejemplo al colegio y a sus hijos. Dedíquenle tiempo a escuchar al psicopedagogo y reflexionen mientras les calientan las orejas. Piensen por un momento y, a las buenas, si la culpa es de sus hijos o si lo es de los otros, de los demás. Irónico ¿verdad?. Seguro que piensan que el suyo o suya no es el culpable de nada, jamás. De risa.

Más tarde, la coeducación, la formación en valores, la “nosequé” para la ciudadanía o la alternativa de la religión, la siempre presente cuestión metafísica de la religión. Que manera de complicarse la vida por Dios. Va a resultar que, al final, la educación que recibimos en su día los mayores con orgullo va a ser incluso mejor que la que reciben ahora nuestros menores. De perogrullo.

Y, luego, la lucha por el control emocional o educacional de los más pequeños, por no llamarlo de otra manera más miserable, como manipulación, adoctrinamiento, becerrismo y antilibrepensamiento. Desgraciadamente, esto es fruto de una larga tradición en nuestro país pero ahora más que nunca se instala, se extiende como el aceite y de nuevo, el adocenamiento de la próxima generación. En pleno Siglo XXI, toma uniformización.

Finalmente, no hay más que ver como se disputan el cetro imperial de la educación, políticamente hablando, para darse cuenta de la mezquindad en pro de unos votos. Pongamos uniforme a los más pequeños y saquemos la regla de medir para darles unas palmaditas en las manos, cuando fallen en la tabla del tres, como hacían con nosotros. Vamos, por favor. Ya está bien de jugar a la represión. Y, es que, al nodo, a la educación nacional-católica, a la uniformización y al sindicato único, se les pasó el arroz. Ya no es hora.

Tan sólo por respeto, admiración y la dignidad de todos aquellos que antes, o un día, lucharon por la libertad y la educación, en valores libres y democráticos que hoy, algunos disfrutamos, dejen de jugar con la educación de nuestros hijos. Nosotros ya tuvimos bastante.
volver a inicio
IBERICSHOP


APPLE IPHONE 4 32 GB en ibericshop.com

¿Has visto que precio?